:
Que el binomio Netflix-Marvel funciona a las mil maravillas no es ninguna sorpresa, lo que si lo es, es que la pifien. Y este es el caso de la serie Iron Fist de la Marvel basada en el cómic Puno de Hierro. Así de fuerte empiezo...

https://inzitan.blogspot.com.es/search?q=marvel

Una enorme ventaja de las series sobre las películas de metraje estandar, es el que, permiten un dibujo de personajes al milímetro y, a poco que el guión funcione y el reparto colabore, irremediablemente acaban por enganchar. Pues bien, en Iron Fist esto no ocurre, con un dibujo incoherente, torpe y sobre todo, carente de la «épica» que requiere un super héroe. Coño, qué estamos hablando de un tío que le alumbra el puño al darte de hostias, no de gusiluz. 

Y es que nada cuadra, todo resulta en exceso contradictorio, me explico; es infumable que un chaval sobrevive a un accidente de avión en el Himalaya, al que le introducen las enseñanzas de Buda a palos, al que adiestra en el arte de la guerra el puto Tzu Sum, o a dar hostias a dos manos el jodido Pequeño Saltamontes etc., y acto seguido, te muestran al mozo razonando tal que uno de esos actores de las series de la Paramount Comedy, por momentos cándido y crédulo hasta la ñoñería, con una falta de control tal que acabas por decirte -pocos palos te dieron los monjes de los cojones.

En fin, que el dibujo del personaje no se ve para nada reflejado, es más, por momentos resulta incluso ridículo, ejemplo: quince años en un monasterio haciendo catas, meditando y tal, todo para, supuestamente tener un control total sobre el cuerpo y las emociones, para acto seguido verlo perder el control como un zagal al que le hayan requisado el móvil o, te lo muestran soportando palizas diarias de esos monjes del opus o escalando montañas con los dientes y luego va, da cuatro hostias y ya está reventado, y ojo se supone que es Iron Fist, el único e irrepetible, la fusta del mal, vamos ni Montoro con su risita atesora tal poder, será que le falta el Actimel. En fin, que no.

Qué se salva; la coreografía de las peleas (que dicho de paso, ni se le acerca a la de, por ejemplo, Daredevil), las interpretaciones de la familia Mitchum, en especial del hijo y, qué, tampoco es que sea tan mala serie, entretiene y se ve, pero claro, dado el nivel de la Marvel, se espera más, mucho más.

Dicho esto, no me hagas mucho caso y no dejes de verla, dirás coño, qué incongruente eres, pues si, pero el universo Marvel, y en especial el de la Cocina del Infierno, se forma cual puzzle gracias a las interrelaciones entre las distintas series, aunque -de momento-, se limite a mantener ciertos personajes comunes y a simples guiños, pero no cuesta mucho intuir un horizonte donde la relación sea más colaborativa.

La diferencia entre tener un simple móvil o disponer de una herramienta tremendamente potente radica en; primero, saber configurarlo adecuadamente, segundo, saber utilizarlo y, tercero, tener las apps adecuadas para cubrir tus necesarias concretas. Si logras acometer con solvencia estos tres puntos, lograrás, además de ubicuidad, una productividad tremenda.


Primer paso; configurar bien el iPhone

La configuración por defecto es buena, pero mejorable en cuanto a solventar el gran talón de aquiles del iPhone y de cualquier móvil, la autonomía de la batería. No explicaré al detalle como realizar el cambio en las distintas "sugerencias" que a continuación voy a indicar, sería interminable la cosa, así que, si alguna de ellas no sabes como se configura, recurre a Google o a los foros de la propia Apple.
  • Lee estos artículos previos sobre las bondades del Jailbreak en este sentido.
  • Activa el brillo automático de la pantalla (por más que te digan lo contrario)
  • Desactiva el efecto parallax
  • Pon de fondo de pantalla un simple fondo negro (sin dibujos ni hostias), queda elegante y consume mucha menos batería.
  • Revisa app a app los permisos de notificaciones, desactiva las que sean prescindibles.
  • Revisa app a app los permisos para trabajar con datos 3G
  • Configura las actualizaciones de las app para que solo se hagan con wifi
  • Configura el tono de llamada progresivo y, si es posible (por Dios), con uno no muy estridente.
  • Revisa app a app los permisos para trabaja en segundo plano, y desactívalo en aquellas que sea prescindible.
  • Desactiva el sonido y vibración de las pulsaciones del teclado.
  • Configura el auto apagado de la pantalla tras 3 minutos.
  • Desactiva el bluetooth cuando no se utilice (o automatízalo con Jailbreak), si tienes dispositivos con bluetooth superior a 4.0 ya no es tan determinante.
  • Desactiva el GPS cuando no se utilice (o automatizarlo con Jailbreak)
  • Dejar el terminal en modo avión de noche (o automatizarlo con Jailbreak)
  • Desinstala aquellas app que has dejado de utilizar
  • Si es posible no uses más de un programa de mensajería (Whatpsapp y similares)
  • Revisa la configuración de Facebook para que no use datos 3G, no muestre notificaciones y no trabaje en segundo plano.
  • Si es posible no usar más de un programa de correo electrónico y configurarlo para que revisen si hay e-mails al entrar en la app.
  • Revisa todas las app con corte de red social, eliminando las prescindibles y revisando su configuración para limitar su impacto tanto en el consumo de datos, como de consumo de recursos por trabajar en segundo plano, emitir notificaciones, etc.
  • Cuando utilices juegos procura hacerlo con el móvil enchufado a la red eléctrica (o batería externa) para evitar el estrés de la batería.
  • Revisa el router de casa y del trabajo para que tengas buena cobertura wifi, ya que a peor señal, mayor consumo.
  • Revisa todos los parámetros del sistema para evitar que realicen procesos o consumos innecesarios según tu modo de uso y necesidades concretas.
  • Revisa todos los sistemas de sincronización estilo iCloud, Google Fotos, Google Music, etc. para que solo operen con conexión wifi y no con datos e incluso, si puedes, desactiva la actualización en segundo plano.
  • Consulta periódicamente que apps son las que mayor consumo tiene de batería y si ves que alguna por su naturaleza, no debiera consumir tanto, revisa su configuración y si aún así no logras drenar ese consumo excesivo, valora prescindir de ella o, si es posible busca otra app alternativa con menor consumo.
  • Revisa la configuración de la aplicación Salud, desactivando la motorización de los parámetros que no te interese seguir, o toda ella por completo si no la usas.
  • Se que es una putada pagar un pastizal por un cable original, pero si no es así, al menos que sean de marcas reputadas con certificado MFi, lo otro es una lotería y afectará al rendimiento de la batería si o si. 
  • Si adquieres aparatos con bluetooth que sean  de versión 4.0 para arriba, el consumo de batería es mucho menor y el alcance/estabilidad de la señal mucho mejor.
  • No hagas puñetero caso a los consejos de cómo cargar la batería, el único válido es que, cuantas más ciclos de carga le des al móvil, menos vida útil y rendimiento tendrá. Qué cuanto más estrés tenga la batería (que los ciclos de descarga sean muy rápidos) más pronto pierde rendimiento. Lo demás, son teorías, en muchos casos totalmente erróneas.
Así que, todo lo que hagas con intención de ahorrar batería debe ir encaminado a que dure lo máximo posible, y cuando digo el máximo, no es ir hasta el 1% de la carga, sino a qué, habitualmente te dure uno, dos o incluso más días sin problema alguno (a mi me llegó a durar hasta 5 días) y, por otro lado, que el consumo del iPhone sea lo más lineal posible entre carga y carga, evitando los picos de estrés.



Segundo paso; saber utilizarlo

A ver, este apartado ya es mucho más difícil intervenir, ya que, afectan factores de personalidad, de entorno social, nivel cultural, etc., pero lo cierto es, y esto está demostrado, que un porcentaje absurdo del consumo de batería se gasta simplemente haciendo NADA, es decir, por «tontería» del usuario. Un mero elemento con el que ocupar las extremidades superiores, en el mejor de los casos un sustituto al cigarrillo.

Así que, se diferente, cuando vayas a un restaurante no pongas el teléfono encima de la mesa y al comer, hazlo con las dos manos libres. Cuando camines por la calle, mira al frente y no al móvil. Cuando estés con tu pareja / familia, hazlo en cuerpo y alma. Cuando vayas a un concierto, no lo mires por la pantalla de tu móvil, date cuenta, que justo a tu lado, tienes a mil gilipollas que te lo están subiendo a Youtube, después si tal, ya les cuentas tú que tal estuvo.

En definitiva, no seas como los demás simplemente por aquello de que la inmensa mayoría ve del todo normal obrar como un imbécil.

Indistintamente de la parte sicológica, luego está la operativa. Si instalas algo, descubre todas sus posibilidades, las opciones de configuración, etc, para sacarle realmente partido, a mejor conocimiento de una app, más rápido operas con ella y menos está la pantalla encendida esperando a que tú des con la tecla.

Evita tener apps que duplican funciones o que con el tiempo has dejado de usar, y si, que sigues teniendo ahí, consumiendo espacio, recursos del sistema, actualizándose, etc,  sin darte cuenta de que están disponible en la Store listas para descargar en unos segundos.




Tercer paso; Tener las app necesarias

Hoy os mostraré alguna de esas apps, muchas de ellas muy comunes, pero más que sorprender, pretendo explicar el por qué de que me resulten imprescindibles, ya que muy a menudo la gente desprecia apps que están muy bien, y en cambio recurre a otras que, sinceramente son netamente inferiores o ni siquiera se da cuenta de que tiene esa app para cubrir una necesidad concreta. Por lo demás indicaré de forma precisa y resumida qué necesidad cubre y sus características básicas sin extenderme mucho, ya que, de lo que se trata es de que el lector, se diga, «ostras, mira esta app, igual me sirve»... ese es el cometido del artículo, ya que, cada cual tiene sus necesidades concretas, es decir, lo que se debe buscar es instalar y usar apps que cubran necesidades, no instalar por si acaso.


Es lo que tiene priorizar estar en primera fila a riesgo de tirar el dinero (en caso de no poder asistir), pues si, que me compro las entradas hace ya más de tres meses por aquello de sentir el directo como debe ser, y va, y no puedo ir. 

http://www.ebay.es/itm/Dos-entradas-para-el-Concierto-de-Glen-Hansard-para-el-dia-1-abril-en-Ferrol/192131838031

Así que, el que quiera dos entradas para ver la gira Solo Tour de Glen Hansard en el Auditorio de Ferrol el día 1 de Abril (21:00 horas), las tengo en eBay a la venta por 25 euros (las dos), en taquilla cuestan 36 euros.  Las envío por Whatsapp o e-mail, por lo que, con imprimirlas o mostrarlas directamente desde el móvil ya tendrás acceso al local (llevar DNI).

P.D.: Son para la fila 9, muy cerca del escenario.


Por más que las tabletas estén sustituyendo en gran parte a los portátiles, no nos engañemos, para ciertas tareas aún no suplen a estos con solvencia, de ahí que, quieras o no, tendrás que tener un portátil por casa para hacer aquello que con una tableta, bien sea imposible, o simplemente resulte un coñazo.  Hoy recomendaré tres opciones para todos los presupuestos y necesidades.

Descarto los ordenadores de sobremesa, ya que para el hogar, salvo que curres mucho en casa, te obliga a disponer de una zona de trabajo y prescindir de la movilidad, por lo que en el día a día, para uso doméstico, resultan poco prácticos y funcionales, es que, sólo encenderlos ya da pereza, eso con un portátil se lleva mejor.



Sin duda la mejor opción del momento es la de Apple, con su MacBook Pro, a un precio astronómico, pero si uno ha tenido equipos de la firma se da perfecta cuenta  de que a medio y largo plazo para nada lo son, es más, y nunca me canso de repetirlo, cualquier equipo de Apple es económico si lo comparas con la relación calidad precio de "la competencia", su durabilidad y lo más importante, el rendimiento mantenido en el tiempo. Créeme, lo caro es comprar algo que te vale la mitad y que a los pocos meses el rendimiento ya nada tiene que ver con aquel día que lo sacaste de la caja, por no hablar del sistema operativo, que ya es otro tema.


http://amzn.to/2lDgi4Q


http://amzn.to/2hRcJWR

ACTUALIZACIÓN MARZO 2017:

Una de las ventajas de las Roomba es que actualizan su software periódicamente por Internet (la app y el software interno), y en una de estas actualizaciones ha introducido varias mejoras sustanciales; la de las notificaciones push (avisando en el móvil de los estados: terminar limpieza, avería, etc) y la más importante, ahora además de los m2 limpiados se muestra sobre un mapa de la vivienda, que genera automáticamente, las zonas que ha limpiado (o no), algo que evidentemente evita prácticamente todas las dudas sobre la limpieza de cada sesión, o mejor aún, si realmente está pasando por los distintos locales y si ha terminado o no de limpiarlos por completo, es decir, si ha pasado la limpieza de bordes, o si fue o no a un local concreto, o más determinante aún, en caso de paro técnico (que no logre acabar), saber hasta donde limpió para luego ponerla a limpiar lo que le queda y no que empiece de nuevo, como ocurría hasta ahora. 

Además informa del tiempo de limpieza, de recarga y los eventos de suciedad encontrados. En definitiva, una mejora por software que da un salto de gigante, ya que, repito, despeja todas las dudas que surgen en el día a día.  Así que, muchas de las observaciones que vierto en este artículo han quedado solventadas con esta actualización. Bien por ellos, se ve que atienden las demandas de los clientes. 

Y como extra a esta segunda reedición del artículo os indicaré un truco para cuando el ciclo de limpieza se interrumpa (por fallo técnico, agotamiento batería o lo que sea), y quieres que al reanudar y terminar, vuelva a la base, ya que si le das al botón «Clean», desde dónde se encuentre en ese momento, lo que suele hacer es terminar la limpieza en esa misma posición (como si fuese la base de carga), pues bien, en vez de hacer esto, lo que hacemos es llevarla a la base de carga, darle a comenzar la limpieza allí (pulsando el botón Clean), y andados unos metros, la paramos y la llevamos a la zona donde estaba parada antes, le damos al botón «Clean» de nuevo y en este caso, verás que volverá a la base de carga siempre. 

Es decir, la máquina si sufre una parada forzosa (es decir que no la pauses tú, sino por fallo), por así decirlo pierde la referencia de donde está la base de carga y de lo que ha limpiado y, salvo que la vuelvas a arrancar desde la base, no sabrá encontrarla. Es decir, si tú la paras pulsando el botón «Clean» pausando la máquina, además de no perder la memoria de lo ya limpiado, sabrá buscar la base de carga al reanudar, en cambio si se para por fallo técnico, pierde esa referencias, de ahí que tengas que llevarla a la base, darle a arrancar (simplemente para fijar que debe volver a esa zona), dejarla andar dos metros y pausarla, para poder moverla a mano a dónde estaba cuando tubo el error, no para que reanude la limpieza, ya que habrá perdido esa información, pero si, para que como mínimo, empiece desde esa zona, ya que, será más probable que no vuelva a pasar por espacios ya limpios. En cualquier caso cuando ocurra un error, ayúdate del mapa de limpieza para ver hasta donde limpió y valorar qué hacer, ya que, si por ejemplo, le queda uno o dos locales por limpiar, quizás sería conveniente ponerla a limpiar allí y cerrar la puerta y cuando termine (lo que le faltaba), llevarla a la base a mano y listo.

Así que, una oportunidad de mejora que le queda sería; que tras en error en un ciclo de limpieza, no pierda las zonas que ha limpiado tras resolver el error. Es decir, que termine la limpieza, y no que empiece de cero. Esto se solucionaría, por ejemplo, definiendo que si pulsas equis segundos el botón «Clean, u otro», se cancele, o en caso de una pulsación breve, que continué hasta terminar. Evidentemente también sería interesante que desde el móvil se pudiese resolver este tema. Sería impresionante ver cumplida esta demanda en la próxima actualización :-).

Otra mejora, sería transformar la cámara frontal en una cámara de vídeo seguimiento al estilo de otros robots de limpieza (LG, por ejemplo), qué no se si será factible, ya que, no sé si la cámara es óptica o no, en todo caso, ahí queda la idea.



Artículo original (obviar las partes que critico las deficiencias ahora solventadas):

Hoy contaré mi experiencia con la aspiración inteligente, en concreto con los modelos de iRobot, Roomba de la serie 900.  A mi particularmente cualquier aparato que permita automatizar procesos me puede, si encima es fruto de años y años de luchas a muerte entre robots, en este caso muy posiblemente originarios de la UMA, pues tiembla VISA. Si además la puedes configurar, programar y controlar con el móvil, tanto localmente, como vía Internet, pues 'pa la saca'.
http://amzn.to/2hRcJWR

http://amzn.to/2mVt7rs

Tras unos días degustando el último trabajo del maestro Sabina, «Lo niego todo», no sabría bien que decir, y es lo que tienen los genios, nos acostumbran muy mal, y claro, cuando paren algo, uno va con las expectativas tan altas, que..., vamos, es como encontrarte con Superman, ver que vuela y tal, pero coño, no la hace echando un chorro de fuego azul por el culo. Pues algo así.

Y es que de Sabina esperas poesía tal que, pareciera que no hubiese otra forma de expresarla. Cambias una coma, una palabra y aquello se derrumba. En «Lo niego todo», si, claro que si, tiene buenas letras, pero para nada excelsas. Simplemente buenas. 

Pero no me hagáis caso, es pura envidia, arrogancia la mía, una ameba criticando a un Dios. Escupirme era poco, pero si es de él, que llueva sobre mi su ira.

Llevaba ya tiempo buscando una app para editar blogs desde entornos móviles, ya que suelo publicar de noche y, sinceramente me apetece bien poco usar un ordenador de sobremesa, prefiero un iPhone, iPad y similares. Pues bien, después de una eternidad probando todo lo habido y por haber, me he decantado por BlogTouch Pro, que si bien tiene una versión free, de poco vale sin las capacidades de la Pro. Así que, toca pasar por caja, pero realmente vale lo que piden por ella.

https://itunes.apple.com/us/app/blogtouch-pro-for-blogspot/id583725471?mt=8

A diferencia de otras app, ésta si rescata toda la lista de post, tanto publicados, como en modo borrador (Draft), programados, etc.  Además, permite editar varios blogs, es decir, todos los que tengas asociados a tu cuenta de Blogger (u otros servicios).


Es más fácil editar desde un iPad, pero incluso desde un iPhone, es totalmente operativo. 

El único problema que he tenido es que no logro añadir a una imagen un enlace web. Realmente da la opción y le pones el enlace, pero no funciona correctamente. Y otra cuestión importante, si añades una imagen desde la app, te la alojará en los servidores de Google, pero no en donde habitualmente se hace con Blogger, por lo que a mi en particular, algunas de esas imágenes pasadas un tiempo han perdido el enlace, así que si te ocurre, procura terminar el post en un PC y añadir desde el editor del Blogger la imagen para garantizar así su perpetuidad, por lo demás, va perfecto. 

Así que, si sois de los que os gusta mantener vuestros blogs de forma ubicua, ésta es vuestra app.
Desde que el hombre es hombre, siempre especuló sobre cómo se producirá la debacle de la civilización. Pues bien, ni la ausencia de petróleo, ni el frenesí reproductivo, ni la supuesta escasez de alimentos, no, esto se irá a tomar por c*l*, el día que se vaya la luz. Si el ser humano es dependiente de algo, es de eso, de la electricidad.  

http://www.filmaffinity.com/es/film356265.html

Partiendo de esa premisa, esta pequeña película de Patricia Rozema, titulada Into the Forest, explora el tema con cierta sutileza, a la vez, que circunscribe esa debacle, con mucho acierto, todo hay que decirlo, al ámbito familiar y no como un hecho generalizado, sino particular, para ello radica la película en un paraje remoto y aislado en pleno bosque. En concreto me gustó mucho como planteó el tema de lo que realmente significa un punto de ruptura en el «Sistema», que no viene siendo otro que aquel, en el que te das cuenta que todo plan de vida está sustentado por unos hilos tan finos que algunos les cuesta admitir su fragilidad e incluso una vez rotos, ya en caída libre, la rutina forzada es su único nexo de unión con esa realidad ya pretérita y a su vez un acto de negación desesperado. Esas fases de; negación, aceptación y duelo, es lo mejor resuelto de la trama.


Pasó sin pena ni gloria por las carteleras, ni siquiera recibió buenas críticas. En fin, supongo que tuvo mala distribución, pero para nada es mala. Quizás lo que la penaliza más, es lo mal que plasman la evidencia del paso del tiempo, es decir, lo de poner cartelitos de; «doce meses sin electricidad», «un año...», etc, te da una idea del deterioro y tal, pero al final te deja muchos huecos que el espectador debe rellenar o presuponer, lo que acaba por dar una linealidad a la trama que no le favorece en absoluto. 

Pues eso, te recomiendo que la mires antes de que se vaya la luz, o Internet, que para muchos ya viene siendo lo mismo.
Si sigues el blog notarás que últimamente estoy «automatizando» mi entorno, pues bien, hoy os explicaré cómo lo acometí, en cuanto al encendido de las luces de mi vivienda, tanto convencionales como en otros ámbitos menos habituales. 

Si bien existen bombillas que se encienden por móvil, incluso por voz y demás, bajo mi modesta opiñon no son operativas; la poca diversidad  impide su aplicación integral en una vivienda, es decir, no tienes distintos tipos de bombillas, temperatura de luz, etc, para ir instalándolas según la naturaleza de cada local, sino, tan solo,  las de estilo Hue que si, que funcionan muy bien y tal, pero que por estética, diversidad de modelos etc, sólo son aptas para ciertos puntos de luz muy concretos. Pero lo más importante es qué, en el día a día, no son cómodas de usar, por más que "mole" encenderlas con el móvil o con la voz, esto no quita que según para que necesidades sean una opción fabulosa.

Así que, solo nos quedan los sensores de presencia, estos sensores de movimiento permiten encender y apagar las luces automáticamente al detectar movimiento (incluso con sonido). Son programables, en el sentido de que se puede establecer el tiempo de encendido (tras dejar de detectar movimiento). Como único inconveniente está, el que, necesitan ser instalados por una persona cualificada y posiblemente tengas que hacer rozas. No obstante existen varios modelos, incluso alguno que va en la propia llave de encendido (o en el casquillo), cómo estos modelos, por lo que evitas rozas, eso si, según donde tengas la llave, puede que no detecte adecuadamente el movimiento, pero es una opción a barajar si no quieres obras.

Algo muy importante con estos sensores es establecer bien el tiempo de retardo de apagado de la luz (una vez se deja de detectar movimiento. La configuración del tiempo se regula en el propio sensor en una ruedecitas), esto es crucial, ya que según que espacios, será recomendable poner un periodo superior o menor de tiempo. Por ejemplo, en un pasillo, donde sueles ir y venir, es recomendable poner un tiempo amplio, para que cada vez que entras y sales de él no se esté encendiendo y apagando, salvo, claro está, que pase cierto tiempo, como puede ser cinco minutos.  En cambio en un aseso, el retardo puede ser muy corto, de tal forma que al entrar se encienda y tras salir (a los pocos segundos), se apague, ya que se supone que no vas a volver a entrar a los dos minutos.

Estos sensores de movimiento son ideales para pasillos, baños, etc, es decir, para espacios donde o bien se esté de paso o se esté poco tiempo. Evidentemente para locales como habitaciones, cocinas y salones no tanto, ya que, te puedes encontrar que al estar quieto un tiempo (el que tengas definido en el sensor) se te apaguen las luces, eso si, moviéndote un poco se encenderá de nuevo.

No obstante, si insistes en instalarlas en este tipo es estancias,  existen modelos que en vez de usar infrarrojos, utilizan otras tecnologías que detectan la presencia de personas aún cuando estén estáticas, por lo que la luz estaría encendida siempre y cuando esté alguien en la estancia (se mueva o no y no haya luz natural), claro está que si instalas este tipo de soluciones en un dormitorio, te puedes encontrar que de noche la luz no se apaga, salvo que te vayas a dormir al sofá :-))), así que, OjO dónde las pones. 

Otra cuestión a tener en cuenta es dónde situarlos, normalmente los electricistas te los colocan de tal forma que al entrar en la zona se enciendan, pero según tus necesidades puede que sea interesante que en ciertas habitaciones solo se encienda si realmente entras en ellas y no al pasar por delante de la puerta, ya que sino, te encontrarás que la luz se enciende al pasar simplemente por delante de la puerta sin llegar a entrar. Esto se soluciona fácilmente situando el sensor escorado a un lado del habitáculo, de tal forma que solo te detecte cuando realmente entres dentro o, en caso de que esté mal situado el sensor, utilizando máscaras (léase más adelante).

Un "truco" sobre la instalación de los sensores es el qué, aún cuando los orientes para que se accionen al detectar movimiento sobre cierta zona de la vivienda, a menudo es complicado «afinar» que zona debe detectar y cual no, o mejor dicho, mas que la zona, el alcance de detección del sensor, me explico, por ejemplo en un baño, lo puedes fijar en el techo para que se encienda la luz al entrar en él, pero puede ser que según donde esté situado el sensor, también se encienda al pasar tú por el pasillo (sin entrar al baño) o, por ejemplo, en el caso de que tengas un pasillo largo, que tiene un sensor, pero que solo quieres que se encienda cuando estás transitando por él y no cuando, a lo lejos (por ejemplo, en un hall) estés próximo pero no en él. En estos casos, regula la orientación del sensor (si se puede) y sino, usando cinta americana o cualquier pegatina, se la pegas en la bola del sensor de tal forma que sirva de «máscara» para el sensor y, por así decirlo, no  alcance a ver esa zona (en un ángulo determinado) y verás que con este apaño operará solo cuando debe hacerlo y no cuando te vea a «lo lejos».

Existen muchos modelos en Amazon, pero asegúrate que tienen regulador de tiempo y de luz ambiental (para indicar en que luz ambiental trabajarán, por ejemplo, con luz natural, a oscuras, o en cualquier condición (dia+noche)):

http://amzn.to/2jxFw3z


Una de las opciones que ha pasado desapercibida en la última actualización de Whatsapp es la posibilidad de usar Whatsapp para hablar entre dos personas que no tengan en sus respectivos móviles añadido el número de teléfono de la otra parte (en uno, o en ninguno de ellos). 

Es una opción un poco ñapa, pero funciona, supongo que en próximas revisiones lo pondrán más fácil de hacer, pero el método tampoco es complicado y nos evita tener que añadir contactos para comunicaciones puntuales.

La cosa se reduce a hacerle llegar a la otra parte el siguiente link:
  • https://api.whatsapp.com/send?phone=+Prefijo país_y_TU_NÚMERO_DE_MÓVIL
Un ejemplo: https://api.whatsapp.com/send?phone=+34901654785

Cómo ves sería mandar el link: «htps://api.whatsapp.com/send?phone=», y añadir tras el signo =, el prefijo del país seguido del número móvil tuyo.

Al recibir ese enlace, por ejemplo por e-mail, o el método que quieras, y pinchar en él, automáticamente se la abrirá el Whatsapp con un chat para hablar contigo. Todo ello, sin añadir a la agenda telefónica ninguno de los números móviles.


Los que sigan el blog sabrán de mi obsesión con el ahorro eléctrico, y en especial, con la aplicación de la iluminación led, ya omnipresente hoy día y no solo en el hogar. Pues bien, después de cambiar toda la iluminación a led solo me quedaba una instancia, la cocina. 
http://www.efectoled.com/es/comprar-paneles-led/361-panel-led-slim-120x60cm-72w-marco-blanco.html

Qué si está loco, qué si es misógino... pues que quieres que te diga, lo que si se, es que no es un  pusilánime e hipócrita, no al menos integral. Si uno lo desprende de su parafernalia, no deja de ser la encarnación del sueño americano, heredero de aquellos que se vieron obligados a irse allende los mares (o a salir por patas) a por un futuro mejor, una idea romántica, un sueño en el que no importa de dónde vengas, el dinero que tengas, el nivel cultural o qué sangre corre por tus venas, si lo intentas con determinación y logras comprar algo por tres y venderlo por seis durante el tiempo suficiente, llegará un día, en el que te veas en un torre de cristal, acompañado de una eslava de goma, que te dará unas preciosos hijos del jardinero. Trump es el culmen de  doscientos y pico años de delirio colectivo, y además, y esto lo digo sin la más mínima duda, de la sobrevaloración cuasi estúpida de la democracia. Y no aprendemos.            


Como buen oportunista, showman y hombre de su tiempo, entiende como pocos, que en la era digital, el ser o no ser, se limita a lograr trending topic tras trending topic, da igual que hablen bien o mal, si no estás, aún siendo la Madre Teresa de Calcuta, nadie «te seguirá», de facto, no existes, si el discurso es populista, más determinante aún, las redes sociales son La Flauta de Hamelin de nuestro tiempo.

Él viene de un mundo que languidece, en dónde el consumo no cubre necesidades y no cubrir necesidades genera grandes beneficios, un mundo dónde recurrir a la diplomacia es sinónimo de que vas de farol y que no tienes ni para media hostia, un mundo, su mundo, que "crearon", curiosamente, emigrantes europeos, asiáticos y también africanos de erasmus en campos de algodón, un mundo del que, gracias a Dios, a la Colt's Manufacturing Company y a Hollywood, se apropiaron con tanta maña. Ríase usted del desfase de la corona de España, que por más que digan las malas lenguas que se limitó a espoliar y arrasar allá por donde pasó, lo cierto es que hoy en latinoamericana aún existen indígenas con taparrabos, gente mestiza, y si, también muchísima criolla, mientras, en los EE.UU, cuántos nativos americanos ves por las calles... ahh si, qué tonto estoy, si que hay, están repartiendo cartas y whisky en esos campos de concentración reconvertidos en casinos. Eso si, ese sentimiento de revancha propio de la gente desechada, los ha convertido en un gran país, en muchos casos, mucho mejor que el de origen de sus ancestros.


Pero aún hay esperanza, un meteorito se aproxima inexorable, la cuarta revolución industrial, la de la I.A, del conocimiento aplicado, que cambiará tanto el panorama que ni Trump desde lo alto de su torre alcance a ver entre tweet y tweet.  En cualquier caso, ese cataclismo en ciernes, dejará en jaque también a todos esos países, que queman rueda, basando su crecimiento en una ingente cantidad de mano de obra barata, que de un día para otro dejará de determinar su cuenta de resultados al resultar netamente improductivos, y entonces, tan sólo les quedará como activo la juventud y su inherente capacidad de innovación (y muchos dientes con los que morder, no hay que descartar un amanecer zombie). Tiempos interesantes en cualquier caso, bueno... siempre y cuando el meteorito deje a alguien con vida, claro está. 
 
Trump en realidad es irrelevante, tan solo, un desafortunado periodo «pokemon», lo realmente importante es ese meteorito, que evidenciará inequívocamente que el problema de la humanidad es la humanidad en si misma, tanto que ésta está condicionando su supervivencia, y la solución, si viene, sin duda partirá del conocimiento transmutado en máquina, una máquina de una inteligencia implacable, sin alma quizás, pero sin duda carente de la debilidad y estupidez humana. Quien me iba decir que una Roomba tendría más sentido común y criterio que todo un presidente de los EE.UU, ver para creer. 
Seguro que más de uno está usando el móvil para escuchar contenidos en el coche, y cuando digo coche, es usando los altavoces del coche, enganchando a ellos vía bluetooth. Si es así, ya tienes camino andado, sino, tarde o temprano acabarás haciéndolo, por más que el coche integre Internet en su sistema multimedia, siempre será un sistema rígido y poco dado a las actualizaciones. Con un móvil tendrás total libertad... pero, a un precio; es un «coñazo» andar activando y desactivando el bluetooth, seleccionando el contenido a reproducir y demás. Bien, pues te explicaré como "alivio" ese incordio utilizando para ello un iPhone con Jailbreak.

Uno de los primeros problemas que vamos a tener que solventar es como pasar la música / podcast, etc, al sistema de altavoces del vehículo. Habrá vehículos que ya integran en su sistema multimedia la conexión con el móvil, de no ser así, tienes varias soluciones, desde cables específicos para enchufar el móvil al sistema multimedia del vehículo, receptores bluetooth y transmisores FM con recepción bluetooth. Como este tema ya lo tengo hablado en el blog, mejor consulta este artículo y evito repetirme.  

https://inzitan.blogspot.com.es/2016/06/escuchar-la-musica-del-movil-en-el-coche.html


Una vez logras conectarte al coche, normalmente vía bluetooth, el primer incordio es su activación y desactivación, bueno, salvo que seas de esos que van con el bluetooth todo el día activado y luego se quejan de que no les dura nada la batería. Bien, esto lo solucioné automatizando el encendido y apagado en ciertos periodos en los que se que estaré circulando con el vehículo, en mi caso, cuando voy o vengo del trabajo. Para ello existe un programa en Cydia (necesitas tener el iPhone con el Jailbreak hecho), llamado iScheduler, éste lo que te permite, entre otras cosas, es automatizar y programar el encendido y apagado de servicios como el bluetooth, gps, etc. Por lo que el proceso es muy simple, lo tengo programado para que unos diez minutos antes de coger el coche (también activo de paso el GPS) se active el bluetooth, y tras diez minutos de salir del coche, que se desactive automáticamente.

Aún así, para facilitar el encendido y apagado del bluetooth manualmente, utilizo otro programa de Cydia llamado Bluepicker, que lo que te permite es activar/desactivarlo haciendo un gesto en el iPhone. En mi caso simplemente deslizando con dos dedos desde arriba de la pantalla se activa/desactiva. En caso de tener más de un dispositivo, también te permite seleccionar el que quieres de forma inmediata.

Un gesto, para quien lo desconozca va desde pulsar un botón, simplemente tocarlo, tocar la pantalla en una zona, rozarla, presionarla, deslizarla..., sea bien con; un dedo, dos, tres, etc... o incluso con un dedo determinado, o incluso agitar el móvil, es decir, podrás desencadenar una acción (o acciones) simplemente realizando un gesto en tu móvil. Solo por ello, el Jailbreak es algo irrenunciable para mi. Y solo si Apple finalmente implementa una suerte de Activator, que es la app que permite la configuración de los gestos, me plantearía prescindir de él. Mientras, ni loco. 

Bien, con esto ya te desentiendes de activar/desactivar el bluetooth, pero... no te evita tener que tocar al móvil para reproducir la música/podcast, etc. Para ello está el susodicho Activator una vez más. Éste te permite auténticas virguerias con tu iPhone, ya que puedes asociar gestos a acciones, o como es el caso, que cuando se produzca una acción, tú puedas a su vez programar que se desencadene otra(s). En este caso lo que tengo definido en Activator es que, cuando el bluetooth se active, que recordemos se activa automáticamente utilizando iScheduler, a su vez, se abra mi programa de Música o Podcast y comience la reproducción automáticamente.

 
Qué logro con esto, pues que simplemente entrando en el coche con el móvil en mi bolsillo, se active el bluetooth, se enganche al sistema multimedia por bluetooth y que continúe con la reproducción del último contenido que venía escuchando. También tengo programado con Activator que tras desengancharse del bluetooth automáticamente ponga en pausa la música/podcast, etc. Todo ello sin tocar el móvil para nada. 

Otra cuestión importante, aún cuando logres automatizar este proceso, no te librarás de tener que interactuar con el móvil. Con Siri puedes hacer muchas cosas con la voz, no obstante, en algún momento tendrás que acceder al móvil, y esto conduciendo es un problema. Así que, tendrás que hacerte con un sistema para anclar el móvil al salpicadero y poder así interactuar con él de forma más segura. No obstante, no he encontrado ningún soporte que me convenza, ni en lo estético, ni en lo funcional, y al final he optado por lo más sencillo (y eficaz). La zona más segura y que menos despista al conductor es justo en la zona del cuenta kilómetros, pero cómo, pues bien simple, normalmente debajo del cuenta kilómetros va la barra de dirección del volante, y suele ser una zona plana, pues bien, simplemente poniendo ahí unos topes de goma (gotas de agua) de tal forma que hagan de tope por los laterales de la parte baja del móvil y otros dos por la parte alta, lograrás que simplemente dejando apoyado ahí el móvil, ni se deslice, ni se caiga. Todo ello sin imanes, sin ventosas ni agarres espantosos. Eso si, dependiendo de como sea esa zona en tu vehículo, puede que esto no sea viable, pero si el cuenta kilómetros tiene cierta inclinación y la barra de dirección una zona más o menos lisa, verás que el sistema es tan elegante como eficaz.

Y poco más sobre el tema. Si tienes un iPhone con Jailbreak y te ves en la necesidad «casi ineludible» de reproducir contenidos en tu coche, siguiendo mis indicaciones lo tendrás resuelto. 
Qué Glen Hansard para un servidor es de lo mejorcito que ha parido la música anglosajona en las últimas décadas no es un secreto si sigues el blog, pues bien, como quiera que estará de gira por España con su «Solo Tour», pues ya no hay escusas para no verlo en vivo. 


La gira empieza el 25 de marzo en el Palacio de congresos de Granada, luego pasará por Murcia, Barcelona, Valencia, Gijón, para finalmente terminar en el Auditorio de Ferrol. Se nota que la gira siendo corta, si que está muy cuidada en lo referente a los recintos escogidos, el formato del espectáculo, etc., en fin, que tiene muy buena pinta.

La entrada está a 18 euros (la puedes comprar online), un precio irrisorio para un músico de su talla, así que, si puedes, no te lo pierdas.



Qué Apple cierre su store de apps a la competencia, en su día, puede que tuviese cierta justificación más allá de la económica, pero los últimos movimientos dentro del mundo iOs y Android indican que, poco a poco, se va entrando en una dinámica de quid pro quo. No puede ser de otra forma. Negar el monopolio que ostentan ambas plataformas es de necios (que se lo digan a Microsoft), y mientras ambos ceden y dejan publicar apps propias en plataformas contrarias, muchos creen que es con la intención de rascar usuarios a la otra, cuando en realidad el fin último, de hecho, ya lo han logrado, es crear una especie de oligopolio. La cuestión ya no es decidir si eres de iOS o de Android, es si estás en ese ecosistema o si estás fuera de él. 

Google Photos o Google Play Music en Apple TV
No obstante, Apple en su Apple TV aún mantiene el coto cerrado. Una cosa es darte alternativas a sus servicios, y otra muy distinta, hacerlo desde un primer momento. Pero cuando la plataforma se asiente, y tengan lo suyo bien amarrado, inevitablemente, tendrán que dar entrada a apps del mundo Android o de Google, que viene siendo lo mismo. 

Mientras, qué quieres usar Google Photos, Google Play Music, o en realidad cualquier app de terceras partes en el Apple TV, no te preocupes, accede a ellas usando el navegador vía web, y aprovechando las bondades del Airplay, maximizas el navegador y lo envías al televisor. Así podrás escuchar la música que tengas en Google Play Music o ver tus fotografías y vídeos de Google Photos en el televisor tal cual las estés viendo en ese momento en el iPhone, iPad, Mac, etc.  

En realidad con este sistema puedes acceder prácticamente a casi todo el contenido de aquellas apps que carezcan de la correspondiente app para el Apple TV, eso si, siempre que se pueda acceder al contenido de las mimas desde una versión web, o si simplemente, den la posibilidad de enviar imagen y/o sonido desde la app al televisor (por ejemplo, casi cualquier app que reproduzca sonidos, puede enviarlos por Airplay al Apple TV). 

Dicho esto, indicar que es mucho más operativo usar el navegador de Internet enviándolo desde un periférico iOS por Airplay al televisor, que usar una app para navegar instalada en el Apple TV, que de momento, ni siquiera existe. Por no hablar que el Apple TV acepta órdenes vocales cual Siri en los campos de búsqueda, usuario, claves, etc. Además, también tienes disponible la app Remote para manejar desde un iPhone / iPad el Apple TV directamente, cual se tratase de un mando más, pero vitaminado.

Así que, que nada te impida usar un Apple TV por más que vengas del mundo Android, o aprovechar, como es mi caso, lo mejor de ambos mundos.

http://amzn.to/2fJiKop
Desde finales del 2.015 es obligatorio para las Empresas llevar un registro de horas trabajadas (tanto sean extras, como no), por lo que, o bien se lleva un registro manual, lo que es un incordio (léase coñazo) o se hace uno con una máquina para que fichen los empleados, y así, llevar el control automáticamente.



Y es lo que tienen las Leyes de paripé, que gracias al fruto de esa "necesidad" proliferan empresas que te intentan vender, instalar y mantener este tipo de máquinas para fichar, a un coste absurdo.

Pero no te agobies, existen multitud de máquinas en el mercado que uno puede comprar directamente, instalar y configurar sin necesidad de recurrir a terceros, y encima, por la enésima parte del precio.

Una buena opción es esta Anself M230S, una máquina que identifica al empleado por huella dactilar, por reconocimiento facial y/o por código, generando el informe vía USB, bien directamente a un PC o a un pendrive (el log es un fichero Excell con el registro de datos). Por lo que su instalación y puesta en marcha es muy simple, es decir, la puede hacer cualquier mortal sin muchos conocimientos técnicos. Si a esto le unimos un precio absurdamente bajo para un máquina con estas características, ya no hay duda.


Uno de los programas que más pronto se corrompe dentro de Windows es su «programador de tareas». A poco que sufras infecciones de virus, mallware y demás "bichos", te lo joden y al final, acabas conque, pues eso, que te da fallos al entrar en él, o simplemente las tareas no se ejecutan como es debido. 

Pues bien, hoy os recomendaré un programa alternativo que funciona muy bien y que os puede solventar la papeleta igualmente, me refiere a la app gratuita Z-Cron.



La gran diferencia entre un automatismo para frikis y uno realmente operativo, radica en que si tienes que prescindir de él, mientras en un caso te ves aliviado (o en evidencia). en el otro, ya no puedes vivir sin él.

Y yo que automatizo todo lo habido y por haber, a veces rozo peligrosamente la línea roja de lo útil y lo prescindible, así que hoy recomendaré dos automatismos, que quizás sean perfectamente prescindibles, de facto lo son, pero, qué coño, cuando se le acaba la pila, vas corriendo a por más, así que. 
http://amzn.to/2dG4bls
El primero es un expendedor de líquidos (gel, jabón, etc) con sensor de proximidad, de tal forma que cuando pones la mano debajo te surte una cantidad determinada (regulable). Existen muchos modelos, pero a mi el que más me gusta es este que distribuye Amazon, disponible en varios colores. Es muy económico, funciona con pilas normales, y duran varios meses, como mínimo 4, a la fecha, aún no las cambié. 

O si tienes más presupuesto hay uno que se recarga con un simple cable USB ya de una marca de prestigio, que sin duda es una opción más duradera y amortizable a medio plazo (al no consumir pilas), tengo también uno y sinceramente, no tiene ni punto de comparación, expende el gel al instante, se puede regular fácilmente la cantidad, apargarlo con un click, en fin, se que la diferencia de precio es abismal, pero estamos hablando de un aparato de muy buena calidad (y durabilidad).



Su uso, pues desde el más evidente en baños, al más funcional en cocinas, para expender lavavajillas, ya que es común que cuando estés lavando algo, tengas las manos ocupadas, y ese gesto de verter lavavajillas se automatiza, simplificando enormemente la tarea.

Hay que tener especial cuidado en elegir un modelo que permita regular la cantidad a verter, ya que la inmensa mayoría no lo hace, o de hacerlo, siguen echando demasiada cantidad, en cambio, el modelo propuesto, para mi gusto es perfecto, además de que el sensor de proximidad funciona siempre, no como otros que lo hacen cuando quieren.

  
La segunda propuesta es una papelera con apertura automática. Como el caso del expendedor de jabón, éstas funcionan también gracias a un sensor de proximidad y un mecanismo accionado por pilas que abre y cierra la tapa automáticamente. 

http://amzn.to/2dWDbcJ

Yo elegí este modelo, y aún estando muy contento con ella, tiene dos detalles que no me convencen. Primero, el acabado en aluminio brillante (en realidad latón de buena calidad), es muy sensible a las huellas y manchas, así que es recomendable adquirir uno que tenga un acabado en blanco, como este modelo, o esto otro en inox mate.  




El segundo problemilla es qué, si bien, funciona muy bien el sensor de proximidad, aperturando muy rápido y demás, no tiene regulador de tiempo de espera. Es decir, al detectar movimiento se abre y a los pocos segundos, se cierra automáticamente. Esto es perfecto para cuando viertes algo puntual, pero si estás cocinando y echando continuamente cosas, lo más adecuado sería abrir la tapa y cerrarla al acabar, y no cada vez que quieras tirar algo, esto se solucionaría si se pudiese fijar un retardo superior, por ejemplo 10 minutos. Indistintamente de esto, como se puede forzar la apertura manualmente, si uno tiene cuidado de no acercarse mucho al sensor, la tapa se mantendrá abierta indefinidamente. 

En cuanto al consumo, usan pilas (casi todas ellas) tipo D (de las gruesas), y de momento también va por el tercer mes y aguantan. 

Evidentemente el gran problema de estos artilugios es que van a pilas, y claro, tienen un coste de mantenimiento que su equivalente manual no repercute, pero es lo que tiene la energía, si tú no la gastas, alguien o algo, ha de hacerlo por ti... y eso nunca saldrá gratis, así que, tendrás que poner en un extremo de la balanza el coste de mantenimiento y en el otro su utilidad, si te compensa, bien, sino, pues nada, a mano, que algo hay que hacer con ellas.
Si te gustó Forest Gump, te gustará Mi nombre es Khan. Una película ya del 2.010, que pese a ser un producto medio bollywoodense (tranki, nadie canta ni baila espontáneamente) te hará pasar un buen rato.

http://www.filmaffinity.com/es/film407900.html

No obstante, es una pena, ya que la idea original es interesante, qué ocurre, que la visión estereotipada y tan cándida que tienen los hindúes del mundo anglosajón no ayuda en nada, si le añadimos, esa tendencia casi endémica de aplicar el determinismo a la hora de construir los personajes, qué tenemos, una copia de Forest Gump con el marchamo de Slumdog Millionaire.

Vamos, que es una película indicada para ver en familia, donde no tendrás que darle mucho a la neurona, y además, de paso, darás una limpieza en conciencia a los lacrimales y a las fosas nasales,  mejor que el Rhinomer, tú.
En la actualidad hay multitud de formas de ver las televisiones clásicas o contenidos de Internet, tanto para emisión por antena o incluso cable, utilizando servicios de Internet. Una opción más, que en muy poco tiempo ha ganado muchos adeptos, al ser sumamente fácil de utilizar y dar muy buen rendimiento, es la app Wiseplay

Wiseplay

Está disponible tanto para plataformas iOS como Android, y una vez instalada en el móvil o tableta, si quieres trasladar su contenido al televisor no tienes mas que enviárselo inalámbricamente por Airplay o vía Chromecast.

Dicha plataforma funciona mediante listas de canales en formato .w3u, fácilmente localizables usando Google ("listas .w3u"). Para añadirlas al programa tan solo debes copiar la dirección url de la lista y pegarla en el programa y automáticamente te añadirá el grupo de canales listos para su disfrute. Eso si, no todo es tan bonito, de vez en cuando, tendrás que actualizar la lista de canales, añadiendo las correspondientes listas .w3u (que no dejan de ser direcciones url), ya que si varían de url (que lo hacen), no verás nada.

Qué logras con esto que no tengas ya disponible en páginas web que retransmiten vía streaming; pues simplicidad, ausencia de publicidad, mallware, etc. Es decir, tendrás en una única app, todos tus canales televisivos nacionales, autonómicos o internacionales, tanto en abierto como en cerrado, emisiones a la carta, plataformas especializadas en contenidos, etc, sin tener que recorrer la web en su búsqueda, ni pinchar en mil y una pantallas para solventar la omnipresente publicidad. 

La app gratuita incluye unos cinco segundos de publicidad al inicio de las emisiones, pero si te convence el servicio, puedes adquirirla en un pago único y solventar este pequeño incordio.

No obstante, yo soy más partidario de usar apps nativas de Apple TV para acceder a transmisiones por streaming, por ejemplo, de la que ya tengo hablado, VidLib